Escuchar esta página utilizando ReadSpeaker

conoce al Greco

El Museo del Greco reúne un importante conjunto de obras del pintor cretense, todas ellas de excelente calidad dentro de su producción y pertenecientes a su último periodo de actividad artística, entre 1600 y 1614. Entre ellas destacan la Vista y Plano de Toledo, la serie del Apostolado, los retratos de los hermanos Covarrubias y el Retablo de San Bernardino. Las Lágrimas de San Pedro, fechada en los años 80 del siglo XVI, es también un lienzo con una maestría insuperable. Junto a las pinturas del Greco el museo ofrece a sus visitantes obras de Luis Tristán, su mejor continuador, de su hijo Jorge Manuel y de autores toledanos de la misma época, además de pintura de escuela madrileña y sevillana del siglo XVII.

Doménico Theotocópuli (Candia, Creta 1541-Toledo 1614) fue un pintor que, partiendo de los iconos bizantinos, logró una conjunción entre el diseño manierista y el color veneciano. Después en Toledo, se convertiría en el artista más fascinante de los reinados de Felipe II y Felipe III por sus figuras retorcidas y alargadas, sus colores brillantes o su maestría a la hora de retratar.

En los treinta y siete años que el Greco vivió en Toledo, su estilo se transformó profundamente. Pasó de un sereno estilo italianizante en 1577 a evolucionar en 1600 hacia uno mucho más dramático y subjetivo, dominado por la abstracción y el antinaturalismo.

El Greco antes de Toledo (59 Kb)

El Greco en Toledo (39 Kb)

El Taller (49 Kb)

La Anunciación (1597-1600). Museo del Prado. El Expolio (1577-1579). Catedral de Toledo.